lunes, 5 de febrero de 2007

EL VALOR DEL ESFUERZO

Resulta obvio que para llevar a cabo esfuerzos debemos estar motivados. Estas rutinas comienzan en la infancia. ¿Sabía Usted que, por ejemplo, los atletas olímpicos chinos comienzan sus entrenamientos hacia los 4 años de edad? Y los violinistas hacia los 5 años y los mejores maestros de ajedrez hacia los 7 años de edad.

Pero, ¿Cuál es la utilidad del esfuerzo? Algo tan sencillo y útil como adquirir logros. “El que no trabaja no come”. Una idea repetida desde los tiempos de San Agustín hasta los de Lenin.

El esfuerzo y la motivación se construyen mediante la capacidad de soñar y ésta, a su vez, mediante la confianza y esperanza en el futuro de la que son enemigos el materialismo y la mediocridad cultural.

No basta con que llenemos de contenidos los cursos escolares a la vez que los vaciamos de motivaciones. Sin esfuerzo no hay aprendizaje, pero el esfuerzo no es gratuito y para realizarlo hay que responder positivamente a preguntas del tipo: ¿vale la pena?

A grandes rasgos podríamos recomendar para estimular el valor del esfuerzo:

- No dar lo que se necesita de una manera directa para no adormecer lo que se desea evitando el esfuerzo. (“Enséñale a pescar en vez de darle el pescado”)
- Valorar el esfuerzo diario.
- No dejarlo todo para el final. Repartir el esfuerzo de manera inteligente.
- Concretar contenidos y planificar. Así sabemos hacia donde dirigir nuestros esfuerzos.
- Adaptar nuestro trabajo (estudio) a lo que somos y no al contrario. Lo rentabilizaremos considerablemente más.

Todo ello nos llevará ser dueños de nosotros mismos. Se aceptan ideas…

5 comentarios:

pacocrespomolero dijo...

Pero, ¿qué valores tiene que tener un educador, profesor, formador..... para transmitir el valor del esfuerzo?
¿puede cualquiera ser capaz de enseñar el valor del esfuerzo?

Anónimo dijo...

Muchas veces las personas idealistas se esfuerzan más, simplemente porque tienen más ilusión (motivación). De ahí la palabra "iluso". Pero tener fe ciega, ayuda a no desistir, a confiar en uno mismo, a emprender la batalla por dura que parezca.

Por ello, para educar el esfuerzo, hay que potenciar la seguridad en las personas. Porque dirán "yo puedo hacerlo".
Sino, se verán insignificantes ante un vaso de agua. Cuando alguien con fe, puede nadar en el mar.
Saludos.

laura angelika garcia dijo...

creo que el esfuerzo es algun valor que hay escondido en cada uno de nosotros, por que cada vez que nos colocan un obstaculo en el camino, siempre decimos que no podemos, pero es mentira, por que cada uno de nosotros podemos hacer o llegar ha hacer cosas maravillosas si no lo propusieramos, pero siempre tiene que estar un no por respuesta.

Diego dijo...

ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO...ESTOY TRABAJANDO EN UN COLEGIO SOBRE 5 VALORES Y UNO ES EL ESFUERZO..
http://elbardelclub.blogspot.com/

Anónimo dijo...

el esfuerzo es un valor muy importantee que todoos los serees humanoos tenemos peroo muchoos no lo saben aprovechar y no lo utilizan en su vidaa diaria,,